DAF Trucks España

DAF LF Hybrid

"Distribución ecológica"


El nuevo estándar en la distribución ecológica: DAF LF hybrid. Al usar conjuntamente diésel y energía eléctrica, se pueden conseguir reducciones en el consumo de combustible y en las emisiones de CO2 de 10 a 20%, en función de la aplicación. El DAF LF híbrido de 12 toneladas utiliza el denominado sistema híbrido diésel-eléctrico paralelo. El sistema es accionado por el motor diésel, el motor eléctrico o una combinación de ambos.

Diésel y/o accionamiento eléctrico

Su motor diésel FR de PACCAR de 4,5 litros cumple con los requisitos de emisiones EEV ultrabajas. Ofrece una potencia máxima de 118 kW/160 CV y está conectado a una caja de cambios automática Eaton de seis velocidades.

El motor eléctrico se encuentra entre el embrague y la caja de cambios, y proporciona accionamiento además de funcionar como generador. La energía que se libera al frenar se almacena en las baterías especiales de ión-litio para utilizarla posteriormente en la aceleración.

Un ordenador central determina cuándo proporciona el motor diésel el accionamiento y cuándo y hasta qué punto se utiliza el motor eléctrico.

Peso bajo

En total, el DAF LF45.160 híbrido es unos 300 kg más pesado que el modelo estándar con sólo un motor diésel. Puesto que la serie LF de DAF es famosa por su peso en circulación, el LF híbrido de 12 toneladas aún ofrece una carga útil de unas 7,5 toneladas.

Sistema de arranque/parada

Cuando la batería híbrida está completamente cargada, el camión LF híbrido puede desplazarse unos dos kilómetros en modo eléctrico sin necesidad de utilizar el motor diésel.

En la práctica, esto es suficiente para entrar y salir de las "zonas verdes" de los centros de las ciudades. En circunstancias como estas, el motor diésel permanece a ralentí para poder impulsar varios componentes, como la bomba de la dirección y el compresor de aire.

El LF híbrido también está equipado con un sistema de arranque/parada para un consumo de combustible y unos niveles de emisiones cero cuando el vehículo está detenido.

Mayor vida útil de las piezas

Otra ventaja de la tecnología híbrida es que los componentes susceptibles de desgaste, como las pastillas de freno y el disco del embrague, tendrán una vida útil más prolongada gracias a que el frenado se produce por el motor eléctrico.

¿Por qué elegir un híbrido?

El prototipo de un camión híbrido de 7,5 toneladas DAF basado en el modelo LF45 se desarrolló en estrecha colaboración con la compañía de PACCAR, Leyland Trucks Ltd, la compañía de Eaton y el centro de investigación tecnológica neerlandés TNO. El vehículo utiliza un sistema híbrido diésel/eléctrico paralelo en el que el camión está accionado por el motor diésel, el motor eléctrico o una combinación de ambos. Los prototipos de finales de 2007 se entregaron a clientes seleccionados para probarlos sobre el terreno.

Arrendamiento operativo

La tecnología híbrida se desarrollará aún más en los próximos años, particularmente en el área de las baterías. Por este motivo, el DAF LF híbrido se ofrece de serie a través de PACCAR Financial Europe con un contrato de arrendamiento completamente operativo. El concesionario DAF puede implementar cualquier actualización posible durante la duración del contrato. Esto garantiza que siempre tendrá los vehículos más ecológicos a un precio fijo por mes.

Híbridos PACCAR 
PACCAR, líderes en tecnología híbrida

PACCAR, la compañía matriz de DAF, está marcando la pauta en el campo de la tecnología híbrida. En los Estados Unidos, las marcas Kenworth y Peterbilt ofrecen una gama de modelos con los que se consiguen reducciones significativas del consumo de combustible y las emisiones a través del uso de tecnología híbrida diesel/eléctrica. Como parte del programa híbrido internacional de PACCAR, el camión DAF LF híbrido se desarrolló en estrecha colaboración con Eaton, la Universidad Técnica de Eindhoven y Leyland Trucks Ltd, también una empresa de PACCAR.

DAF cuenta con una amplia experiencia con tecnología híbrida. Ya en los años ochenta, DAF desarrolló un concepto de autobús híbrido, seguido en los noventa por un prototipo de un vehículo de servicios públicos basado en el CF. El peso de los paquetes de las baterías fue lo que obstaculizó en particular el desarrollo posterior. Ahora que el peso de estos paquetes ha sido reducido a aproximadamente 100 kilos, la tecnología híbrida es una solución viable para ahorrar combustible y, por lo tanto, reducir las emisiones de CO2.